Estado de nuestros viñedos, Viña Mayor

Las subidas de temperatura provocadas por la llegada de la primavera devuelven la normalidad al metabolismo celular en las plantas de hoja caduca.

D.O. Ribera del Duero
Ctra. Valladolid-Soria, km 325,6 Quintanilla de Onésimo
47350 Valladolid Tel: (+34) 983 68 04 61

En el caso de la vid, al subir por encima de los 10ªC la temperatura del suelo, el sistema radicular reanuda su actividad traslocando sustancias de reserva acumuladas en la planta en las raíces hacia la parte aérea (tronco y brazos) de la cepa.

En esta época se deben llevar a cabo las siguientes tareas: poda, atado, sarmentado y arado.

La poda es una labor cultural que implica el corte de la madera generada por la vid en la campaña anterior. El número de yemas que dejamos va a depender del rendimiento buscado. Al mismo tiempo o posterior a la poda se produce el atado, cuando las plantas son muy jóvenes o el crecimiento de la planta se desvía del marco deseado nos valemos del atado para tutorar el desarrollo de las cepas.

Afín de dejar despejadas las calles del viñedo de la madera cortada durante los meses de poda se lleva a cabo un barrido y recogida de los sarmientos, tarea que recibe el nombre de sarmentado.

Una vez que  hemos dejado los hilos limpios de la madera de poda para evitar el desarrollo de malas hierbas, nos valemos del arado para oxigenar el terreno y mejorar la retención de agua del mismo, dejando la tierra y la planta en estado óptimo.

Viñedos estado.jpg

Volver al listado